TECNOLOGÍA Y  SALUD, Envejecimiento digital, todo lo que debes saber sobre los efectos de la luz azul

 Estos días de confinamiento se impone proteger las pantallas con un filtro para luz azul y protegernos de los efectos nocivos de horas y horas frente a aparatos tecnológicos.

«La luz azul es parte de la luz visible, la emiten fuentes naturales como la luz del sol y también fuentes artificiales como los dispositivos eléctrónicos. La emiten móviles, tablets, ordenadores y televisores, ahora más inseparables que nunca de hombres, mujeres y niños. Especialmente en estos días de confinamiento dedicamos muchas horas a estar frente a estos aparatos.

La luz azul no solo genera daños sobre la piel, que se ve afectada con un consiguiente envejecimiento prematuro: manchas, deshidratación, arrugas, flacidez…, sino también sobre la vista y postura.

¿Alguien con visión borrosa, vista cansada, dolor de cabeza y dolores cervicales?

  • Daños sobre la vista 

La luz azul-violeta (la que tiene la longitud de onda más corta y por lo tanto la de mayor energía), está asociada a efectos perniciosos sobre nuestra visión (fatiga, estrés visual, ojo seco y en último término aparición temprana de degeneración ocular)

Afecta también al ciclo del sueño ya que inhibe la melanina que regula el reloj natural del cuerpo que marca las horas del sueño.

  • Daños provocados por posturas inadecuadas

El llamado Text Neck (‘cuello de texto’) define el dolor de cuello, la zona cervical y espalda debido al uso y abuso de dispositivos electrónicos. Una exposición excesiva puede provocar también dolores de cabeza.

La postura inclinada sobre estos aparatos afecta a la delicada piel del cuello, la zona submentoniana, papada,  líneas marioneta y el surco nasogeniano también se ven afectados, con la consiguiente pérdida de firmeza y aparición de arrugas.

  • Daños ocasionados a la piel

La luz visible (especialmente la azul) puede hacer que la piel se seque, pues provoca una disminución en las acuaporinas, moléculas que ayudan a la piel a mantener su hidratación. La luz azul puede provocar estrés oxidativo en las células de la piel y producir pigmentaciones difusas conocidas como melasma.

tecnologia y salud Bienestetic

¿Cómo protegernos de los efectos nocivos de la luz azul?

  • Lo primero y más sencillo es no abusar de su uso y proteger las pantallas con un filtro protector para luz azul (los móviles suelen tener la opción incluida, solo tienes que activar el icono Blue Light Filter).  No utilizar los dispositivos electrónicos a oscuras y antes de irse a dormir.
  • Corregir la postura de forma que el móvil o tablet quede a la altura de la vista y al menos a una distancia de 20 cms de los ojos. Mantener la espalda erguida y apoyada firmemente.
  • Las dermatólogas y expertas en belleza recomiendan usar protectores específicos para luz azul. Hay protectores solares que nos protegen de los rayos UVA/UVB y de la luz azul-violeta. En Bienestetic te asesoramos sobre los más indicados para ti. Estos protectores deben contener filtros minerales (óxido ferroso es muy indicado).
  • Mantener la piel siempre hidratada, crema hidratante mañana y noche. Beber más de litro y medio de agua cada día y llevar una dieta equilibrada y rica en vitaminas y antioxidantes.
  • Para prevenir el envejecimiento debemos utilizar principios activos antiedad desde antes de los 30. Vitamina C y otros antioxidantes de día junto con la fotoprotección, retinoles y alfahidroxiácidos de noche».
  • Si ya tienes manchas o fotoenvejecimiento en Bienestetic tenemos diferentes soluciones: peelings médicos, tratamientos estéticos avanzados, IPL, microneedling, además de los cosméticos más adecuados para cada caso.

Pide cita de informativa y gratuita en  634 34 86 82.

#yomecuidoencasa #YoMeQuedoEnCasa.