Mesoterapia facial y rejuvenecimiento

La mesoterapia facial, es un tratamiento indicado para rejuvenecer y restaurar la piel aportando tonicidad, elasticidad y firmeza con resultados naturales. Se puede realizar en cara, cuello, escote y manos. Indicada a partir de los 30 años para prevenir y retrasar los efectos del envejecimiento. Para optimizar los resultados de mesoterapia facial se puede combinar con otros tratamientos (radiofrecuencia, toxina botulínica, rellenos dérmicos). En edades más maduras se recomienda complementar con otros tratamientos.

Primero se realizará un diagnóstico médico, en función del  mismo, el doctor realizará un tratamiento personalizado y adaptado a cada paciente: vitaminas e hidratación, biorevitalización celular intensiva, regeneración y nutrición.

Los principios activos más utilizados, ya sea en composición única o formando parte de mez­clas más o menos complejas son:

  • Ácido hialurónico, favorece la elasticidad y la firmeza de la piel. Hidratante natural. Su proporción disminuye en la piel conforme avanza la edad. El que se emplea por vía intradérmica es el no reticulado, es decir, que no tiene función de relleno. Cuanto mayor sea su concentración, mayor será su poder hidratante. Estimula la producción de colágeno, redensificando las zonas más finas.
  • Vitaminas, por sus efectos antioxidantes y por su favorecimiento de la síntesis de coláge­no y de elastina. Reparador dérmico y revitalizante
  • Oligoelementos, fundamentalmente cobre, zinc, selenio y hierro, útiles como antio­xidantes, antiinflamatorios y favorecer el fenómeno cicatricial. Nutrición celular y antienvejecimiento
  • Silicio orgánico, fundamental por su papel antirradicalar y función estructural del tejido conjuntivo. Por proteger las membranas celulares y regular el metabolismo celular. En la piel, el silicio interviene en la síntesis de colágeno y tiene una gran relación con el contenido en elastina. La disminución del espesor de la piel, que es un signo de deshidratación, se observa igualmente antes de la aparición de las arrugas. Este espesor y, por tanto, la hidrata­ción, es mejorado por el silicio orgánico.
  • Dimetil-amino-etanol (DMAE), precursor de la acetilcolina, con actividad antirradica­lar y efecto tensor de la piel. Efecto lifting duradero porque actúa también a nivel muscular. No se recomienda en zonas tratadas con toxina botúnica cuyo efecto aún está activo.
  • Polinucleótidos para favorecer la actividad y la renovación de los fibroblastos, protegiendo las células de la radiación solar y los rayos UV.

Los activos que utilizamos en Bienestetic son activos biocompatibles y totalmente reabsobibles, con alta tolerancia y que se integran de forma natural en la dermis. Con eficacia terapéutica reconocida y verificada.

¿Cómo se realiza la mesoterapia?

Se suele utilizar crema anestésica para evitar las pequeñas molestias que pueden causan las micro-inyecciones. Las sesiones son ambulatorias y puedes continuar con tu actividad normal inmediatamente. El día de la aplicación, la cara puede aparecer un poco inflamada, pero desaparece al día siguiente. A veces pueden aparecer hematomas de pequeño tamaño que desaparecen en pocos días.

No te expongas directamente al sol en los días siguientes y utiliza crema con factor de protección adecuado. Evita las saunas y piscinas hasta tres o cuatro días posteriores al tratamiento.

Sesiones y resultados

Los resultados se ven en pocos días y se mantienen durante unos 6-8 meses.

El número de sesiones necesarias son 2 ó 3 dependiendo de las condiciones previas de la piel. Las sesiones se realizan cada 15 o 30 días.

Con la mesoterapia facial no bus­camos un efecto “antiarrugas”, sino un retraso en el envejecimiento considerado como un fenómeno global. Por ello, el resultado final es una piel más vital, más sonrosada, más luminosa, más firme e hidratada, sobre todo cuando hacemos técnicas combinadas de tratamiento.

Consulta todas tus dudas sobre mesoterapia facial en MESOTERAPIA FACIAL AH+VITAMINAS o  llamanos a 91 727 32 09. Estaremos encantadas de atenderte.