Pieles desvitalizadas y dañadas por el sol, frío, estrés, contaminación, dietas y/o tabaco. Pieles castigadas, apagadas, sin luz.

Reparar los daños producidos en la piel por agresiones externas o medioambientales. Tratamiento reparador y antioxidante, nutrición con vitaminas  en capas más profundas de la piel.

Piel luminosa, nutrida y revitalizada. Epidermis preparada para resistir las agresiones medioambientales o del ritmo de vida actual.

Se recomiendan 3 sesiones como tratamiento de choque.

Sesión 50 € en bono facial anual (4 faciales 199€). 55 € sesión individual