Pieles que requieren una exfoliación suave o profunda para atenuar las manchas, arrugas superficiales, poros abiertos, marcas de acné y recuperar uniformidad y luminosidad.

Tratamiento no invasivo con el que se va exfoliando la piel con distintas intensidades, extrayendo las células muertas y fomentando la renovación celular. Se produce un arrastre suave, controlado y uniforme que atenúa las marcas de acné, disminuye y suaviza las manchas superficiales y aporta luminosidad al rostro.

Piel más saludable, uniforme y luminosa desde la primera sesión.

En comparación con los peelings químicos o las dermoabrasiones con cristales, la dermoabrasión con puntas de diamante brinda resultados inmediatos, sin provocar ningún tipo de dolor ni requiere tiempo de recuperación. Se recomienda usar protección solar antes y después de la sesión.

PROMOCIÓN ESPECIAL  sesión 25€.