Reducir, remodelar y reafirmar: Cavitación, presoterapia y radiofrecuencia.

Ahora puedes reducir y reafirmar, desde la primera sesión.

Bien sea por malos hábitos, o por descuidar durante un tiempo nuestra alimentación, por genética o por el paso del tiempo, es posible que tengamos grasa localizada, piel de naranja o flacidez y que nos hayamos planteado alguna vez algún tipo de tratamiento para mejorar nuestro aspecto y nuestra salud.

shutterstock_436099426-maHay muchos tratamientos para reducir la grasa localizada y mejorar nuestra silueta, aquí queremos mostraros uno con el que hemos conseguido los resultados más eficaces, visibles y duraderos.

Es un tratamiento no invasivo, es indoloro, permite seguir tu vida normal en todo momento. No requiere intervención quirúrgica y además este tratamiento no tiene un elevado coste.

Antes de someternos a estos tratamientos hay que tener en cuenta algunas cuestiones:

Son tratamientos para eliminar grasa localizada, no son tratamientos para perder un sobrepeso importante. No podemos optar por estos tratamientos si tenemos un sobrepeso muy elevado.

Sus efectos son más visibles a medio plazo, es decir, con el paso de las sesiones, observaremos poco a poco los resultados. Los resultados más óptimos llegaran incluso  2 meses después de terminar el tratamiento.

Para mejorar los resultados, se aconseja llevar una dieta sana y hacer ejercicio. Os aseguramos que se necesitan menos sesiones y se consiguen mejores resultados si seguimos estas dos sencillas pautas.

Seguir el tratamiento con constancia en las sesiones y respetar los tiempos marcados por los profesionales. Para que sea más efectivo, debemos programar las sesiones con un periodo de descanso entre medias, pero que permita seguir atacando la grasa localizada.

Contamos con el avanzado equipo REACTION con la exclusiva tecnología CORE  de radiofrecuencia bipolar controlada y con equipos de ultrasonidos, presoterapia y vacumterapia para conseguir mejores resultados.

¿Cómo actúan la cavitación y la radiofrecuencia?

La cavitación son ultrasonidos y ondas de baja intensidad que emiten una frecuencia variable entre 38-42,5 Khz. Estos ultrasonidos generan un pequeño pitido en el oído mientras se está realizando el tratamiento, no es molesto ni doloroso. Los ultrasonidos  generan pequeñas burbujas que inciden en los adipocitos, lo que ayuda a diluir la grasa acumulada para expulsarla, posteriormente, a través del organismo por el sistema urinario y linfático. Para ayudar a eliminarla del organismo con mayor rapidez se recomienda beber mucho líquido antes y después de las sesiones y activar el sistema linfático bien a través de presoterapia o masaje drenante linfático al acabar cada sesión.

La radiofrecuencia es, hoy por hoy, la mejor forma de reactivar la formación de nuevo colágeno y elastina y por tanto mejorar la flacidez cutánea. Son ondas electromagnéticas que mediante diatermia estimulan la neocolagenosis, es decir, la formación de nuevo colágeno que sustituye a las fibras ya envejecidas. Además, se repara el existente, con la consiguiente mejora de la flacidez. La radiofrecuencia devuelve elasticidad, produce un cierto drenaje linfático y mejora la circulación de la piel y el tejido subcutáneo.

shutterstock_50309701-1024a

 

La flacidez muscular se trata con un seguimiento nutricional adecuado, con ejercicio y con tecnología destinada a tonificar los músculos. En los casos de pérdida de peso importante por dietas u otras circunstancias, la radiofrecuencia es un aliado increíble para recuperar la tensión en la piel, rellenar arrugas, y recuperar ese aspecto hidratado y fresco.

La cavitación y radiofrecuencia, son dos métodos diferentes, que tienen en común la mejora estética que se produce en el paciente que se somete a ellos, bien reduciendo grasa y volúmen y/o reafirmando el tejido y acabando con la flacidez que se produce después de un tratamiento en el que se elimina grasa.

¿Merecen la pena estos tratamientos?

Un SÍ rotundo, se trata de alternativas muy buenas a la cirugía, que son indoloras, no invasivas y a un coste mucho más bajo.En Bienestetic sabemos que los mejores resultados se consiguen cuando cavitación y radiofrecuencia van de la mano, por eso hemos preparado un protocolo que combina ambas técnicas y que personalizamos a cada cliente para decidir que tratamiento es el más adecuado en cada caso.