Los beneficios del PRP en el cabello

 El confinamiento ha aumentado el número de casos y consultas sobre la caída capilar.

La pérdida de cabello, conocida como efluvio telógeno, forma parte del proceso de renovación del cabello. Éste vuelve a crecer de manera natural. Sin embargo, este año estamos viendo casos en los que el cabello sigue sin recuperar el grosor y la densidad producida por ese proceso. Son casos de efluvio telógeno agudo, caracterizado por una pérdida muy acelerada de cabello. 

Lo habitual es que se pierdan unos 100 cabellos de forma diaria, sin embargo en el efluvio telógeno agudo el número de cabellos perdidos se puede llegar a triplicar. Además, la recuperación de estos cabellos es más lenta, pudiendo ser de hasta 3 meses.

Entre las principales causas de esta patología están: infecciones, fiebre, gripe, cambios bruscos en la alimentación (dietas muy restrictivas o muy calóricas), postparto y, por supuesto, el estrés.

El estrés es uno de los principales motivos del agravamiento de la caída capilar tanto en hombres como en mujeres.

Papel del Covid-19 en las alopecias

Es bien conocido que en los casos de infecciones serias, prolongadas y con ingresos en UCI, el pelo se ve afectado de distintas formas: efluvio telógeno, alopecia areata, agravamiento de alopecias androgenéticas, etc.

Sin embargo, está aún por aclararse si la infección por Covid-19 podría también afectar al cabello por estos mecanismos o por otros más específicos. Lo que es significativo, es que los especialistas en cabello han visto aumentadas las consultas de pacientes que han padecido esta enfermedad y han sufrido una pérdida de cabello mayor que antes de estar infectados por el coronavirus.

Tratamiento de bioestimulación capilar

La bioestimulación capilar es un tratamiento médico que consigue frenar la caída y estimular el crecimiento del pelo. Una solución para muchos hombres y mujeres afectados de alopecia o con cabello debilitado. Es una terapia revitalizante que invierte el proceso degenerativo de los folículos.  Se aumenta la vascularización del folículo piloso y el pelo débil recupera sus condiciones óptimas.

El uso del Plasma Rico en Plaquetas también se extiende al post-operatorio tras un microinjerto capilar, como tratamiento complementario. Con eso mejora y potencia la revascularización de la zona injertada, aumenta la fuerza del nuevo cabello en su periodo de rebrote y proporciona una mayor densidad al resultado de la intervención.

Se puede complementar con otros tratamientos anticaída porque, mientras éstos inhiben la acción hormonal sobre la unidad folicular, el PRP consigue que el pelo miniaturizado por la acción hormonal recobre el grosor perdido.

¿Cómo realiza el tratamiento? Beneficios y resultados

Se extrae sangre del paciente (como una analítica). Se centrifuga para separar las plaquetas y su alto contenido en factores de crecimiento. Inmediatamente el se aplica mediante microinyecciones en el folículo piloso.

El proceso se completa en 30-40 minutos. NO requiere anestesia, pero se puede utilizar anestesia tópica si resulta más cómodo.  Permite reincorporarse inmediatamente a tu ritmo de vida.

Las sesiones se realizan cada 1 o 2 meses en fase inicial.  El número de sesiones depende de múltiples factores, pero se recomienda un mínimo de 3 sesiones y mantenimiento cada 6 meses. En algunos casos se recomienda combinarlo con Mesoterapia.

Los beneficios del PRP en el cabello son progresivos y se empiezan a ver a partir del segundo mes.

  • Refuerza la raíz del cuero cabelludo afianzando el crecimiento del pelo.
  • Detiene la caída del pelo
  • Aumenta del número de pelos en la fase anágena (crecimiento) en la alopecia androgenética
  • Restaura la vitalidad cutánea
  • Mejora la densidad capilar. Le da al pelo un aspecto más frondoso y fortalecido

CONSÚLTANOS TODAS TUS DUDAS.

Primera consulta gratuita. Pide cita 91 727 32 09